Queremos prestar un servicio integral a nuestros clientes, basado en diversos principios que consideramos fundamentales:

1.- Trabajo en equipo

 Creemos que los mejores resultados se obtienen cuando profesionales altamente cualificados deciden entre ellos cuál es la estrategia procesal y jurídica más eficaz a seguir en cada caso. La excelencia  no se consigue cuando el abogado se limita a supervisar el trabajo de subordinados, sino cuando un equipo de profesionales  expertos trabaja de forma coordinada y directa, sin delegaciones, en la resolución de los conflictos que se le plantean. En nuestro despacho, serán  los mismos profesionales los que estudien y atiendan su problema desde el principio y hasta su resolución. Su conflicto nunca estará en manos de becarios, sino de ex jueces.

2. Decidir consultando

Es muy frecuente, y motivo de que se pierdan muchas causas, acudir al abogado demasiado tarde, cuando el problema ya se ha presentado en su aspecto más contencioso. Cuando ésto sucede, muchas veces ya se han perdido valiosas oportunidades jurídicas que habrían beneficiado nuestra postura. Por ello, queremos adelantar la barrera de protección de nuestros clientes y que se sientan en libertad de consultar sus problemas con su equipo de abogados de confianza antes de que se vuelvan realmente peligrosos. Muchas veces un consejo temprano permitirá adoptar precauciones que protegerán nuestros intereses si el conflicto termina presentándose en su faceta más dura. Consideramos que la comunicación personal con el cliente es básica para conseguir resultados y la máxima satisfacción.

3.- Buscar la conciliación.

 Cuántos particulares, mal aconsejados por abogados que sólo buscan aumentar su negocio, acaban inmersos en pleitos interminables que les deparan cuantiosos gastos y un gran desgaste emocional en un asunto en el que al final, el contrario, tiene tantas o más  posibilidades de ganar.  Un buen abogado debe ante todo, calibrar la balanza de modo que sus clientes tengan que acudir al juzgado sólo si es realmente necesario.

4.Saber cuándo hay que presentar batalla.

Por el contrario, en otras ocasiones se trata de evitar el conflicto cuando ello no es posible o no resulta conveniente. En muchos casos, se terminan adoptando medidas legales demasiado tarde. Saber distinguir cuándo es viable y beneficiosa la conciliación, y cuándo no lo es y escoger el momento y la manera de entrar en acción, puede lograr muchos triunfos para nuestros clientes.

Nuestra manera de trabajar, por tanto, se basa en que quienes depositan la confianza en nosotros cuenten con un equipo de abogados altamente cualificados que les ofrecerán atención personalizada,  coordinando sus conocimientos y experiencia para proporcionar, dentro y fuera de juicio, la orientación más eficaz en cada momento, resultados y satisfacción.

Compromiso, accesibilidad y comunicación con los clientes son la clave para ser verdaderamente útiles.

Bufete abogados de madrid

Sobre nosotros

Somos un grupo de abogados, formado por ex jueces y ex magistrados, que ponemos nuestros conocimientos y nuestra experiencia profesional en la jurisdicción desde hace casi veinte años al servicio y en beneficio de los clientes, para ofrecer soluciones a la medida de cada necesidad.
© 2015 All Rights Reserved